Cuidados pre y post operatorios

El resultado del trasplante capilar es totalmente natural, pero es muy importante atender a una serie de normas que contribuyan a que la cirugía tenga unos resultados óptimos.

Cuidados preoperatorios

El día del trasplante capilar

Confirmar que el cuero cabelludo no presenta alteraciones.

El cabello no debe presentar ningún tipo de alteración el día en el cual se realizará el trasplante. Entre estas alteraciones se encontrarían la seborrea, picazón, eccema, etc. En caso de detectar cualquier tipo de alteración durante la noche anterior, deberá realizarse un lavado del pelo.

El pelo debe tener al menos 2 cm de longitud.

Es recomendable que el cabello tenga al menos una longitud de 2 centímetros, aunque lo ideal son 3 centímetros. Por tanto, es imprescindible no raparse el pelo antes de viajar y no afeitarse la barba al menos durante los 2 días previos a la cirugía.

Un día antes del trasplante

Evitar el alcohol y el tabaco.

El consumo de alcohol o drogas podría afectar la eficiencia de los anestésicos que el médico proporciona antes de la operación. Respecto al tabaco, éste hace que el flujo sanguíneo del cuero cabelludo disminuya, por lo que debe evitarse.

Lo días anteriores al trasplante

Suspensión de tratamientos como la aspirina.

Al menos 3 días antes a la cirugía deberán suspenderse tratamientos como la aspirina, cualquier tipo de antiinflamatorio u otros tratamientos que puedan contribuir a que la sangre se diluya con mayor facilidad.

Evitar bebidas con cafeína.

Deberán evitarse bebidas que incluyan cafeína al menos durante los 3 días anteriores al trasplante capilar.

Evitar determinados complejos vitamínicos.

Es aconsejable evitar tomar complejos que incluyan la vitamina B o E durante los últimos 10 días anteriores al trasplante capilar.

Suspender tratamiento de Minoxidil.

En caso de que el paciente esté tomando Minoxidil (tratamiento recomendado para las primeras fases de la alopecia androgenética), es muy importante suspender dicho tratamiento al menos 2 semanas antes de la cirugía, con el objetivo de evitar un excesivo sangrado durante la intervención.

Cuidados postoperatorios

Los tres primeros días tras la intervención

Evitar golpes en la cabeza.

Es necesario tener mucho cuidado y evitar cualquier tipo de golpe o rozamiento en la cabeza, y más especialmente en el área donde se ha realizado el trasplante.

A partir del tercer día tras la intervención

Lavado diario de cabeza.

A partir del tercer día, deberemos lavarnos la cabeza a diario durante un mes usando una serie de productos recomendados. Las costras que se hayan generado durante la intervención irán desapareciendo durante las dos semanas siguientes.

Las siguientes semanas a la intervención

Evitar cualquier clase de ejercicio.

Durante las primeras dos semanas queda desaconsejada la realización de cualquier clase de ejercicio que tenga relativa intensidad. A partir de las dos siguientes semanas podremos comenzar progresivamente a realizar actividades aeróbicas, y al cabo de un mes podremos realizar actividades de mayor intensidad.

No sumergir la cabeza en agua dulce o salada.

Durante el primer mes no podrá sumergirse la cabeza en agua dulce o salada, puesto que tanto el cloro como la sal dañarían los folículos recientemente implantados.

Evitar el uso del casco.

Durante el primer mes es muy importante evitar el uso del casco, puesto que la presión evitaría el correcto crecimiento del cabello.

Evitar la exposición al sol.

A lo largo de los dos meses posteriores al tratamiento quirúrgico, es muy importante evitar la exposición al sol de la zona trasplantada, por lo que se recomienda llevar gorra o sombrero durante este tiempo en caso de exposición solar.

Los meses posteriores a la intervención

Resultados visibles

Es completamente normal que durante los 2 primeros meses el pelo se caiga, lo que no debería alertarnos. Los primeros resultados comenzarán a ser visibles entre el cuarto y sexto mes después de la operación.